20 oct. 2008

DOLOR DE CUELLO

Puede tratarse de dificultal para mover el cuello ( rigidez ) o tambien entumencimiento u hormigueo que se extiende hacia las extremidades superiores, si el problema está presionando los nervios de la zona. Del mismo modo, las molestias cervicales también pueden proceder de zonas cercanas al cuello, como la cabeza, la mandíbula o los hombros.
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/images/ency/fullsize/19581.jpg
Las contracturas musculares se pueden deber a demasiadas horas delante del ordenador, una postura incorrecta al escribir, dormir en una posición incómoda... Las actividades cotidianas suelen ser las responsables del dolor cervical común. Se debe a la tensión muscular (sobre todo, en los músculos posteriores) y suele aliviarse mediante estrategias simples, como analgésicos (ibuprofeno o paracetamol), aplicar frío, ejercicios cervicales o masajes.

2 comentarios:

Jenny dijo...

Ese dolor lo tengo yo de hace días en la parte cervical derecha y me lo he causado porque estuve unos días cogiendo demasiado peso y encima con una tensión nerviosa que ni et cuento. Como soy cabezota espero por si se aminora por si solo y sino pues ya recurriré a algo.

Espero que tu cuello esté bien ya...

Un abrazo.

Sayu dijo...

yo tengo 17 años y ese dolor lo tengo desde hace unos 3 años en mi cuello y cada cierto tiempo empeora. e ido al medico me han hecho terapias y el dolor solo se va por minutos me han dado pastillas muy fuertes para relajar y no me funcionan me han inyectado relajantes y no me funcionan.
todo empezó en mi cuello pero con el tiempo el dolor también se traslado al hombro izquierdo. ahora me duele mi cuello y mi hombro izquierdo.
el dolor nunca se me quita el único momento que no siento dolor es cuando duermo. aunque trato de relajarme o me hago masajes el dolor se me quita unos segundos pero después vuelve no se que hacer e gastado demasiado en tratar de curarme. me han visto neurólogos y médicos de diferentes especialidades y ninguno me encuentra el problema el dolor nunca se me quita. y me truena a cada rato el cuello. y siento mis dos brazos demasiado pesados como que fueran una carga que llevo a todo lugar y en todo momento.